Actualidad

10/07/2014

Usos futuros del aluminio reciclado

Usos futuros del aluminio reciclado

Reciclar metales es un proceso muy importante para la industria del acero. Se divide en las siguientes etapas: recolección, recogida, triturado, compactado y venta. ¿Qué objetos que usamos en nuestro día a día se pueden reutilizar? Latas de conservas, de bebidas gaseosas, tapas de metales, botones, papel de aluminio, alfileres, grapas, alambre, pasadores del pelo… La mayoría de los metales pueden fundirse y volver a procesarse para usos futuros.

Cuando nos dedicamos a reciclar metales como las latas de refresco, no somos conscientes de los niveles de ahorro de energía económica y energética que se producen. Pero, ¿cómo es el proceso de reciclaje? Las latas se separan de los residuos sólidos, después se cortan en piezas pequeñas para que las máquinas puedan trabajar con el material. Luego, se limpian los trozos químicamente para posteriormente convertirlos en grandes bloques que se van a fundir. Se funden en altos hornos a una temperatura de 750°C. Una vez que salen del horno, el producto final puede ser moldeado para su uso como: lingotes, tochos, molduras o barras.

Reutilización del aluminio de forma creativa


En el mundo se consumen alrededor de 25 millones de toneladas de aluminio al año. Es una materia prima muy abundante. ¿Qué podemos hacer con el aluminio como motivo decorativo? Vamos a seguir pensando en las latas de refresco. Tienen anillas para poder abrirlas. Podemos fabricar una papelera con este material reciclado.

En las instalaciones de Recuperaciones Manuel Grueso, nos dedicamos a la chatarrería con más de 25 años de experiencia en el sector. Visítenos y les atenderemos.