Además de ofrecer el mejor precio del hierro por kilo, en nuestra empresa dedicada a la compra de material férrico reutilizable también contamos con un servicio de contenedores para el depósito de residuos sólidos. ¿Sabes qué residuos se incluyen en esta categoría? ¿Y cómo se clasifican? Te lo contamos en este post.

Se consideran residuos sólidos aquellos que se generan en las actividades desarrolladas en núcleos de población y que provienen de los domicilios particulares, los comercios, las oficinas y el resto de servicios y actividades económicas. Cuando hablamos de residuos sólidos nos estamos refiriendo en la mayor medida, a la basura doméstica.

Los residuos sólidos se clasifican en orgánico e inorgánicos. Los residuos orgánicos son aquellos que se pueden descomponer con el paso del tiempo, especialmente los restos de comida. Los residuos inorgánicos son aquellos materiales y elementos que no se descomponen y que tienen ciclos de degradabilidad muy largos y de gran impacto medio ambiental. Nos estamos refiriendo, además de al papel, cartón y vidrio, a todo tipo de mobiliario o resto del mismo que bien por haber caído en desuso o por estar viejo, nos desprendemos de él.

En cada ciudad existe una normativa relativa a la retirada de residuos sólidos y en algunos es necesario avisar al ayuntamiento para que pasen a recoger muebles o electrodomésticos de grandes dimensiones, evitando así que puedan caer en “malas manos”, especialmente desde el punto de vista de su gestión medioambiental como residuo.

En nuestra empresa, además de ofrecerte el mejor precio del hierro por kilo, nos encargamos de la gestión de residuos, realizando tanto el proceso de recogida, como del transporte y la gestión de los residuos. Confía en nosotros ya que además, de convertirnos en un referente en el sector de la reutilización de material férrico, en Recuperaciones Manuel Grueso realizamos una correcta gestión de residuos pensando en la sostenibilidad de nuestro planeta.