Actualidad

23/03/2015

¿Cuáles son las partes más contaminantes de un PC?

¿Cuáles son las partes más contaminantes de un PC?

Como expertos dentro del sector de los desguaces de maquinaria industrial sabemos que los desechos tecnológicos constituyen una de las mayores amenazas para la conservación del medio ambiente. En el caso de los ordenadores personales, con un ciclo de vida relativamente corto, el peligro es aún mayor ya que contienen una gran cantidad de piezas altamente contaminantes.

Cuando llegue la hora de sustituir tu viejo PC por un nuevo, puedes optar por llevar el viejo a un punto limpio o también puedes optar por venderlo a alguno de los desguaces de maquinaria industrial que tengas cerca. Lo que nunca debes hacer es sacarlo a la basura o abandonarlo en la calle, ya que los efectos que su deterioro tendrán sobre el medioambiente serán muy peligrosos.

En los desguaces de maquinaria industrial, tu ordenador será separado por piezas, procediendo a reciclar o destruir las contaminantes y aprovechando aquellas que son metálicas y reutilizables para chatarra. ¿Quieres saber cuáles son los componentes más contaminantes que tienen los ordenadores personales?

La tarjeta donde se ubican los chips está realizadas en berilio, cadmio y mercurio, elementos altamente contaminantes y cancerígenos para el ser humano.

Por otro lado, las pantallas de los monitores constituyen otra parte muy contaminante debido al fósforo que contienen así como la CPU por la presencia de cromo o los plásticos que rodean algunos cables y componentes metálicos.

Destruir un ordenador sin separar las partes más perjudiciales para el medio ambiente puede generar gases tóxicos muy peligrosos que contaminan aguas y suelos, de ahí que sea fundamental separar previamente sus piezas antes de proceder a la destrucción de cualquier equipo informático.

En Recuperaciones Manuel Grueso somos especialistas en la recuperación y obtención de hierro y metales reutilizables provenientes de maquinaria en desuso. Nos encargamos de recoger chatarra a domicilio, comprometiéndonos al adecuado tratamiento de las partes no aprovechables y pagando por kilo obtenido en hierro.