Por todo el mundo es sabido que uno de los metales más recogidos por las chatarrerías en Madrid es el cobre. Todos los productos, aplicaciones y aparatos tecnológicos que hoy en día para nosotros son indispensables, están compuestos en mayor o menor medida por cobre, puesto que es un metal muy maleable y uno de los que presentan mayor conductividad eléctrica.

La extracción de cobre en las minas aún es esencial, pero para satisfacer una demanda mundial que no deja de crecer es fundamental el reciclaje. El cobre puede reutilizarse hasta el infinito sin perder sus propiedades, su vida útil no tiene fin y, además, en el proceso de su reciclado se requiere un 85% menos de energía que en el de su extracción. Esto lo convierte en un material altamente sostenible, por lo que el papel que desempeñan las chatarrerías en Madrid en su recogida y correcto tratamiento supone que más del 41% del cobre usado en Europa ya proceda del reciclaje.

Otro de sus puntos fuertes es que los sistemas de energías verdes utilizan 12 veces más cobre que los convencionales, ya que este metal genera, transmite y usa la energía de forma más eficiente. Ello permite optimizar costes y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en alrededor de 40 toneladas al año.

También es muy interesante la aplicación del cobre en la construcción de edificios, dada su contribución a la eficiencia energética y al rendimiento medioambiental de estos.

En Recuperaciones Manuel Grueso trabajamos para satisfacer las necesidades del presente sin que ello comprometa el bienestar de las generaciones futuras. Estamos especializados en la reutilización de una amplia variedad de metales, entre ellos el cobre, por lo que si quieres asegurarte de que tus residuos acaban en el sitio adecuado para empezar su segunda vida, ponte en contacto con nosotros.