Contamos con la experiencia que dan los más de 25 años que llevamos dedicados a la gestión de residuos en la Comunidad de Madrid, actividad en la que también se incluye la participación en numerosos derribos y retiradas de escombros. Ahora que prácticamente todo el mundo esta concienciado sobre la necesidad de reciclar todos los desechos posibles ya se trate de papel, metales, plásticos, neumáticos… una pregunta que nos hacen con cierta frecuencia es si se pueden reciclar los restos de obra y escombros y qué uso se les puede dar a estos materiales reciclados.

La respuesta es afirmativa. Efectivamente, los restos de obra y escombros se pueden reciclar. El problema es que en nuestro país apenas se recicla el 2% de los desechos de obra, una cifra irrisoria si la comparamos con el 60% de media que logran algunos  países del centro de Europa. Quienes nos dedicamos a la gestión de residuos en la Comunidad de Madrid sabemos que en la recogida de escombros debemos hacer una distinción basada en la situación donde se hayan colocado los contenedores de recogida.

Cuando están colocados en el interior de la obra, sin acceso para el resto de los vecinos, prácticamente todo su contenido es material de obra que puede trasladarse a las plantas de tratamiento directamente. Ahora bien, cuando esos contenedores se han situado en la vía pública, lo más probable que aproximadamente la mitad de su capacidad se haya llenado con materiales tan diversos como basuras, plásticos, muebles… lo que nos obliga  a realizar un proceso previo de separación de materiales.

En próximos artículos, los técnicos de Recuperaciones Manuel Grueso te contaremos cómo se reciclan los escombros y para qué se emplean.